Provincia Franciscana de Granada

Perfumes Baratos y Religión; Creencias Contrarias

Los perfumes baratos y la religión son unos de los pares que menos pueden estar juntos. No hay mucho que se pueda hacer con los dos juntos, pero la publicidad ha sabido explotar de buena manera la diferencia entre ellos.

Pese a que hay muchas personas crecientes, cada día son menos las personas que se consideran como tales, habiendo incrementado el número de las que se consideran ateas. Este es un hecho que no ha sido pasado por alto por la publicidad y las empresas de marketing, los cuales cogen los valores de la religión y los cambian para acceder al mercado de este grupo cada vez más grande. Tanto es así que hay una gran cantidad de campañas publicitarias hoy en día que relacionan el sexo, la sensualidad y todo lo relacionado con este mundo a las colonias. Unas optan por hacer un paralelismo de que usar una colonia es lo mejor para atraer le sexo opuesto; otros spots son más divertidos y unen la idea del sexo nuevo, de experimentar a las nuevas fragancias de una marca en concreto. También encontramos aquellos perfumes baratos que nos relacionan ciertas colonias con riqueza, vanidad, lujuria, etc, los cuales podemos encontrar en portales como perfumes24horas.eu. De hecho, por mucho que nos guste o que no nos guste, lo que está claro es que la publicidad siempre busca el grupo más amplio al que vender sus productos para tener más salida en el mercado y si este es un grupo como puede ser el que no tiene la religión como creencia, lo harán.

¿Cuántas veces has visto el anuncio de un hombre acercándose a casa de una mujer y seducir a esta por completo en menos de un minuto? ¿Cuántas veces las escenas típicas en el ascensor? El mundo está en constante movimiento y se debe reconocer que la religión y la Iglesia han tenido pequeños problemas recientemente, lo que ha hecho que el número de personas ateas sea cada vez más importante, causando una crisis interna en esta institución y dando un nuevo pulso publicitario para sus productos. Ahora, ya no pensamos en salir los domingos bien arreglados para ir a misa, sino que buscamos salir por la noche, disfrutar al máximo, ser abiertos con las personas, conseguir cuanto podamos, etc. Este es el lema de la sociedad actual y esto es lo que las marcas usan en sus campañas publicitarias con el fin de poder vender más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *